Sigue todos nuestros consejos sobre Dietas y Nutrición
en nuestra FanPage de Facebook
DIETAS Y NUTRICIÓN


15 VENENOS QUE COMEMOS SIN SABERLO ¡NO TE ENFERMES!

Aunque muchas personas no lo sepan, pero la primordial razón por la que la población en el mundo se encuentre cada día con más problemas de sobrepeso, y con ello se encuentren más propensas a contraer enfermedades, incluso alguna de ellas incurables es a causa de una nefasta y mala alimentación, además de la ingestión de alimentos pocos equilibrados y saludables. 

De manera sorprendente muchos de estos comestibles que a día de hoy considerados como ventajosos en su fabricación por bastante gente, en realidad son auténticos venenos para nuestra salud. Por ello, a continuación le vamos a comentar cuales son 15 de estos alimentos considerados excelentes y qué realmente no lo son, porque son extremadamente nocivos para la salud.

Una valiosa información de consulta totalmente contrastada con la web http://nutricionsinmas.com/no-todos-los-alimentos-saludables-son-efectivamente-saludables/.


Comer Sano con Dietas Sanas
Comer Sano con Dietas Sanas

1. Comestibles procesados y considerados "bajos en grasa"

La ingesta de las grasas sobresaturadas está considerado hoy día como uno de los productos más peligrosos para la salud, todo un error dentro de la historia en el mundo de la nutrición. Por ello, se recomienda minimizar al máximo la ingesta de las mismas. Mire detenidamente siempre la etiqueta de ingredientes de cada alimento que vaya a consumir.

Cuando esta tendencia empezó a propagarse, los fabricantes de comestibles procesados empezaron a remover este tipo de grasas saturadas de sus propios productos.

Mas hay un enorme problema: el alimento posee un sabor terrible cuando no tiene grasa. De esta forma, se le empezaron a añadir grandiosas cantidades de azúcar para compensar el sabor.

Y aunque la cuestión de que estas grasas sobresaturadas son supuestamente inocuas, la ingesta de azúcar agregado en exceso es terriblemente  perjudicial cuando se consume en demasía.

De esta manera, las palabras denominadas comercialmente como “cero grasa” o bien “bajo en grasa” en un envoltorio de compra, como norma general significa que ese producto en cuestión ha sido altamente procesado y está lleno de azucares.

2. Una mayoría de aderezos que se venden para ensaladas son  muy perjudiciales

Si bien todos y cada uno sabemos que la ingesta de verduras y vegetales son muy saludables, asimismo muchas personas estarían de acuerdo con la afirmación de que no poseen un fantástico sabor. De ahí que bastantes personas emplean aderezos para realizar sus ensaladas más deliciosas. 

Mas la mayor parte de ellos tienen altas cantidades de ingredientes altamente nocivos, como puede ser el azúcar, los aceites vegetales y como no, las grasas trans, aparte de más químicos artificiales.

De ahí que, haya que asegurarse de examinar la lista de ingredientes ya antes de utilizar un aderezo, o bien hacerlo en casa utilizando ingredientes frescos, sanos y más saludables.

3. Zumos de fruta, que de forma básica, son prácticamente azúcar líquido

Los zumos de fruta que se suelen comprar son considerados de manera instantánea como saludables considerando que son de origen vegetal. Mas lo es cierto que la mayor parte de los zumos que se compran en las tiendas y grandes supermercados no están realmente fabricados con fruta fresca.

En muchas ocasiones, están realizados de manera que no existe prácticamente ni un pellizco de fruta en ellos, ya que tan solo están realizado con productos químicos que imitan simplemente su sabor. Así que lo que realmente se consume es, resumiendo, agua azucarada con sabores intensos a fruta.

Aunque, si se compran zumos que pongan en la etiqueta que son cien por cien natural, prosigue siendo una nefasta idea, ya que al zumo de frutas se le ha sustraído indudablemente la mejor una parte de la fruta como pueden ser las fibras y solo quedaría de forma básica el azúcar.

En verdad, el zumo de frutas contiene una cantidad afín de azúcar a la de una bebida azucarada, tipo a la de los refrescos.

4. Trigo integral

Para iniciar, la mayor parte de los productos que poseen trigo integral ni tan siquiera están realizados de trigo integral. Estos granos son totalmente pulverizados para transformarlos en harina realmente fina, y así elevarán el azúcar en sangre al igual que sus equivalentes más refinados.

En verdad, el pan que se fabrica con harina de trigo integral puede contener un índice glucémico afín al del pan blanco.

De todas y cada una maneras, el trigo integral genuino tampoco es conveniente, puesto que prosigue siendo poco saludable siempre en comparación con el trigo que se consumía en tiempos de nuestros abuelos y bisabuelos.

En torno al año 1.960, fue cuando los científicos de la época empezaron a manipular los genes del trigo para acrecentar las cosechas. El trigo moderno, de esta manera, es menos nutritivo y posee ciertas propiedades que los hace incluso peores y menos beneficiosos para nuestra saludo, y el consumo humano, sobre todo para las personas que sufren intolerancia al gluten.

Ciertos estudios además de esto muestran que el trigo creado en nuestros días puede ocasionar inflamación, además de elevar los índices de colesterol equiparado con variedades de tiempos pasados.

De esta manera, si bien el trigo puede haber sido parcialmente saludable en siglos precedentes, es mejor eludir los productos de trigo que la mayor parte de las personas consume en nuestros días.

cinco. Los Fitoesteroles supuestamente reductores del colesterol
Los fitoesteroles son nutrientes que, de forma básica, son versiones vegetales de colesterol. Y, conforme ciertos estudios, son ideales para bajar el nivel de colesterol malo en las personas.

Por tal razón, muy frecuentemente se los añade a comestibles procesados, que entonces son perfectamente promocionados como excelentes reductores del colesterol aseverando que previenen las enfermedades cardíacas.

No obstante, existen estudios que muestran que, si bien bajan efectivamente estos niveles de colesterol, pero lo que no se cuenta es que los fitoesteroles poseen efectos desfavorables para el sistema cardiovascular e inclusive elevan el peligro de enfermedad cardiaca y por consiguiente provacar la muerte.

6. Margarina vegetal

La mantequilla ha sido criticada fuertemente desde hace ya mucho tiempo a causa de su gran contenido en grasas sobresaturadas. Y varios especialistas empezaron a aconsejar a sustituirla por la supuesta y excelente margarina vegetal.

Años atrás, la margarina acostumbraba a tener un alto contenido en grasas trans. En la actualidad, tiene una menor cantidad, mas prosigue estando llena de aceites vegetales totalmente refinados.
La margarina aunque parezca mentira no es un comestible sano, siendo un ensamble de químicos, además de aceites refinados, los cuales han sido manufacturados para parecerse a un alimento natural, pero no lo es, así que cuidado con su uso y consumo.

De este modo, no es una gran sorpresa que una investigación haya conseguido mostrar que las personas que sustituyen mantequilla por margarina posee más peligro de fallecer por inconvenientes cardiacos (doce).

Entonces, si la idea es prosperar en calidad de vida y salud, es mejor optar mejor por comer mantequilla, preferiblemente procedente de ganado alimentado con hierba y en pastos) y eludir totalmente el consumo de margarina.

7. Bebidas isotónicas y deportivas

El atractivo diseño de estas supuestas energéticas bebidas deportivas se efectuó con atletas como una excelente guía. Éstas poseen electrolitos (sales) y mucho azúcar, siendo compuestos incluso útiles para ellos habitualmente.

No obstante, las personas comunes que no son deportistas no precisan este tipo de sales auxiliares, y efectivamente tampoco tanta cantidad de azúcar en líquido.

Y si bien muy frecuentemente se las considera menos nocivas incluso en comparación con las bebidas azucaradas, sin embargo no existen diferencias fundamentales salvo que el contenido de azúcar en ocasiones es ligeramente menor.

En caso de que sea esencial continuar hidratado, en especial a lo largo del ejercicio, mas la mayor parte de las personas tendrá mejores desenlaces recurriendo sencillamente al agua mineral.

8. Comida basura baja en hidratos de carbono

Los regímenes bajos en hidratos de carbono han sido durante años muy famosos a lo largo de décadas. En los últimos doce años, muchos estudios e investigaciones han confirmado totalmente que estas dietas son una forma muy efectiva aptas para perder peso y prosperar en la salud.

No obstante, los fabricantes de este tipo de productos comestibles han optado por conseguir una buena cantidad de productos procesados supuestamente muy bajos en hidratos de carbono al mercado, para así tener contentos a los consumidores.

Esto incluye comida basura altamente procesada y muy perjudicial para la salud, como las conocidas barras de las dietas Atkins. Si se mira detenidamente la lista de sus ingredientes, se verá que no existen comestibles reales en ella, solo químicos y también ingredientes altamente refinados.

Estos productos se recomiendan ser consumidos muy esporádicamente para no perjudicar la adaptación metabólica que viene totalmente de la mano de una dieta baja en hidratos de carbono. Mas no alimentan ni tan siquiera nutren al cuerpo de ningún modo, e inclusive aunque se vendan como "bajas en hidratos de carbono" siendo poco equilibrados, y menos aún saludables.

9. Néctar de ágave

Considerando los efectos nocivos que posee el azúcar, ya un buen número de personas han buscado nuevas alternativas para endulzar. Y entre los endulzantes “naturales” que están siendo más populares es el considerado como néctar de ágave, asimismo conocido como jarabe de ágave.

Este supuesto ingrediente natural puede encontrarse en cualquier tipo de comida “saludable”, siempre acompañada por atractivas publicidad y frases atrayentes en el mismo envoltorio. Aunque es importante que se conozca, que el ágave no es mucho mejor que el azúcar. En verdad, es mucho peor consumirlo para su salud.

Entre los inconvenientes más principales con respecto al azúcar es su alto y excesivo contenido en fructosa, que puede crear problemas metabólicos severos sobre todo cuando se consume en demasía.

De esta forma, el azúcar contiene en torno a un cincuenta  por ciento de fructosa, además si se debe tener en cuenta que el jarabe de maíz de alta fructosa contiene cerca de cincuenta y cinco por ciento … y el ágave contiene entre setenta y noventa por ciento. Una gran diferencia ¿verdad?

Así, si comparamos gramo por gramo, este producto como es el ágave es peor incluso que el azúcar común. Así que podemos confirma que la expresión "natural” no siempre y en todo momento equivale a “saludable”, e inclusive el hecho de que este conocido néctar de ágave sea considerado como muy natural es ciertamente debatible.

10. Comida basura vegana

Los regímenes veganos son extremadamente populares hoy día, generalmente por razones morales y sobre todo ambientales. No obstante, bastantes personas fomentan este tipo de regímenes veganos asimismo como un excelente paso para prosperar en salud siendo altamente controvertible.

Existen muchos comestibles procesados de forma vegana de venta en el mercado de la nutrición natural, en general vendidos como reemplazos recomendables para comidas no veganas. Un caso es el tocino vegano.

Mas es esencial tomar en consideración que estos comestibles acostumbran a ser altamente procesados y nocivos para todos y cada uno, incluyendo a los veganos.

11. Jarabe de arroz integral

Este conocido por muchos, como jarabe de arroz integral, es un endulzante que de forma equivocada se acepta como saludable. Es fabricado de forma que se expone el arroz cocido a enzimas que transforman el almidón en azúcares simples.

Este tipo de jarabe no contiene fructosa refinada, tan solo glucosa. Y cierto es que esta ausencia de fructosa refinada es considerada muy buena señal, mas el jarabe de arroz tiene un inconveniente muy grande, ya que dispone de un índice glucémico de noventa y ocho, lo que significa que la glucosa que contiene hará irremediablemente elevar el nivel de azúcar en sangre de forma exageradamente veloz.

Este jarabe de arroz es por si fuera poco altamente refinado, y no contiene casi nutrientes esenciales. Así que se puede decir en otras palabras, que sus calorías son prácticamente consideradas “vacías”.

Asimismo son alarmantes los niveles de polución con arsénico, y que la población consumidora de este producto no sabe que se ha encontrado en este jarabe de arroz, siendo otra razón más para ser exageradamente cauteloso con él, y no tomarlo.

Existen mejores endulzantes en venta como puede ser: la stevia, el xilitol, o incluso el eritritol, siendo los que en verdad poseen beneficios para la salud, aunque parezca mentira.


12. Comestibles orgánicos altamente procesados

Increíblemente, la palabra “orgánico” se ha transformado en otra etiqueta de siemplemente "márketing". Los fabricantes se aprovechan de este dato y fabrican comestibles de miles de formas distintas de hacer exactamente la misma comida basura, aunque añadiendo estos ingredientes de tipo orgánico.

Si queremos servirnos de un ejemplo claro, tan sólo se debe mirar a la caña de azúcar orgánica, que de manera básica es cien por ciento  idéntica a la azúcar común. Aunque, prosigue siendo solamente fructosa junto a la glucosa, con pocos o bien ningún nutriente esencial para el organismo.

De este modo, habitualmente, la diferencia existente entre un ingrediente y su contrario orgánico es casi inexistente. Los comestibles que se suelen venden como alimentos “orgánicos” no son realmente saludables y equilibrados por ello siempre se aconseja en todo momento examinar las etiquetas para poder ver qué productos adicionales poseen.


13. Aceites vegetales

Cómo norma general, se recomienda consumir este tipo de aceites vegetales o bien de semillas, incluyendo incluso los conocidos aceites de soja, canola o de colza y de uva. Esto se fundamenta en el hecho de que se ha probado que bajan claramente los niveles de colesterol en sangre, por lo menos a corto plazo.

Como recomendación es esencial tener en consideración que el colesterol en la sangre es un factor de peligro, y no una enfermedad en sí. E inclusive si estos aceites vegetales mejoran este factor de peligro, no existen una total garantía de que ayuden realmente a prevenir aquellos como pudieran ser los ataques cardíacos.

En verdad, muchas investigaciones que están siendo controladas minuciosamente han mostrado que más allá de bajar el colesterol, este tipo de aceites vegetales pueden elevar incluso el peligro de muerte causada por enfermedades del corazón o el temible cáncer.

De esta manera, siempre será mejor consumir grasas naturales más saludables como es el caso de la manteca, el aceite de coco o incluso el de oliva, y eludir todo tipo de aceites vegetales ya procesados.


14. Comida basura libre en gluten

Conforme con una encuesta efectuada en el dos mil trece, en torno a una tercera parte de los norteamericanos activamente tratan de eludir el consumo de gluten.

Incluso muchos especialistas consideran que esto es realmente superfluo e innecesario, aunque sí que es cierto que el gluten y especialmente el que suele contener el trigo moderno puede llegar a ser más conflictivo para bastantes personas.

Y aunque no sea sorprendente, los fabricantes de este tipo comestibles hayan aprovechado su agosto llevado al mercado nutricional toda clase de estos productos conocidos como "sin gluten". Mas el inconveniente es que normalmente son realmente nocivas incluso tanto como sus equivalentes con gluten, y en ocasiones son aún peores.

Este tipo de alimentos acostumbran a ser comestibles altamente procesados, demasiado bajos en nutrientes y en general fabricados con almidones muy refinados que llevan a picos muy veloces de azúcar en la sangre.

Así que siempre será más recomendable seleccionar comestibles que sean de forma natural totalmente libres de gluten, como son las sanas y ricas verduras o bien los comestibles de origen animal. La alimentación basura libre de gluten aunque no lo crea sigue siendo parte de la comida considerada y conocida como basura.

15. La mayor parte de los cereales procesados para tomar en el desayuno

La forma en la que los distintos cereales son promocionados es realmente vergonzosa. Una gran mayoría, incluyendo los que están aconsejados para los más pequeños de la casa, tienen en sus cajas todo tipo de publicidad engañosa, ya que aluden a que son saludables y equilibrados. Nos venden que son “integrales” o bien “bajos en grasa”. Una gran mentira.

Incluso cuando se lee la lista de ingredientes, sólo se verán que tan sólo existen granos refinados, azúcares y químicos artificiales.

Y lo que es indudable es que en una gran mayoría de ocasiones si en un envoltorio o caja nos encontramos que se afirma que un producto es realmente saludable, es que seguramente no sea, tal como asegura. Los comestibles genuinamente saludables son los que no precisan declararse como semejantes, pero desgraciadamente en nuestros días se presume mucho de aquello de lo que realmente se carece.

Y desde este blog de "Salud, Belleza y Dietas" se le va a aconsejar otro buen artículo sobre los mitos de la fibra: http://nutricionsinmas.com/varios-mitos-y-algunas-verdades-sobre-la-fibra/Disfrútenlo.

COPYRIGHT © LIDIA M.Y.
 Foto Por Cortesía: Dreamstime

Facebook:

Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...